Mi nombre es Yhanna y soy asesora de salud.
Como saber si tengo intestino permeable
Fuente: http://www.schneiderclinic.com/leaky-gut-syndrome/

Para la milenaria MTC (medicina tradicional china), intestino y pulmón van íntimamente unidos y ambos forman parte del elemento metal. El elemento metal tiene una relación directa con el «Wei Qi» o energía defensiva (sistema inmunitario), lo que se relaciona directamente con el síndrome del intestino permeable.

Hoy en día sabemos que tanto el tracto respiratorio como el gastrointestinal, se engloban dentro del llamado MALT (por sus siglas en inglés «mucosa-associated lymphoid tissue»). En este tejido linfoide asociado a las mucosas encontramos aproximadamente el 50% de nuestros linfocitos (un tipo de células inmunitarias). La función principal del MALT es producir inmunoglobulina A secretora (sIgA). La sIgA evita que los patógenos invasores penetren en la sangre, uniéndose a ellos e impidiéndoles el paso.

Además. según la MTC el pulmón se encarga de las funciones que tienen que ver con la respiración (incluida la respiración celular) y el intestino de «separar lo puro de lo impuro».

La barrera intestinal desempeña un papel crítico en la salud humana y la enfermedad. Permite la absorción de nutrientes de los alimentos que ingerimos y, al mismo tiempo, protege contra la entrada de alérgenos, así como contra bacterias, hongos y parásitos.

Esencialmente, desempeña el papel de un portero: decide quien entra a la sangre y quien se queda fuera. Cuando esta barrera funciona mal, puede causar alergias y trastornos autoinmunes. Esta es una condición que llamamos «intestino permeable». Pero, ¿cómo saber si lo tienes? Sigue leyendo para averiguarlo.

¿Qué es esto del intestino permeable?

En primer lugar quiero dejar claro que el intestino es naturalmente permeable. En caso contrario los nutrientes no podrían atravesar la puerta. El problema viene cuando la permeabilidad es excesiva.

Si pensabas que la piel (otra barrera contra los malos) es nuestro órgano más grande, estabas equivocad@. La piel extendida de una persona media de unos 70 Kg cubriría aproximadamente 2 metros cuadrados.

La barrera intestinal extendida, con todas sus microvellosidades, tiene una superficie de unos 400 m². Ya te puedes ir haciendo una idea de su importancia ¿verdad? Previene la pérdida de agua y electrolitos y la entrada de antígenos, microorganismos y alergenos potenciales a la vez que permite la absorción de nutrientes provenientes de la dieta.

En realidad, lo que está dentro del tubo digestivo, técnicamente está fuera del cuerpo. Piénsalo. Aunque suene contradictorio, ese tubo cerrado está separado de la sangre por la barrera en cuestión. Una barrera física, al igual que lo es la piel. (Por cierto, tengo que decirlo porque me parece alucinante, los antiguos chinos también relacionaban la piel con el intestino y el pulmón. Todos son barreras defensivas. ¿A que mola?).

Causas del exceso de permeabilidad intestinal

Hay muchos factores que pueden dañar la barrera intestinal. Repasemos los más frecuentes:

  • Dieta inflamatoria occidental rica en carbohidratos refinados, aceites vegetales a base de semillas y grasas TRANS, falta de carbohidratos fermentables y falta de alimentos fermentados.
  • Infecciones bacterianas, virales, parasitarias y fúngicas.
  • Tóxicos ambientales como los metales pesados.
  • Ciertos medicamentos, como los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol y compañía), antibióticos o antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno (AINES)
  • Factores del estilo de vida como estrés crónico o falta de sueño o actividad física inapropiada (tanto muy poca como demasiada).
  • Estimulación inmune inadecuada durante nuestro período de desarrollo*

*Los entornos excesivamente limpios han hecho mucho para reducir las infecciones agudas y han salvado muchas vidas en ese proceso. pero también han contribuido a la desregulación inmune porque nuestros sistemas inmunológicos no se estimulan adecuadamente cuando crecemos en ese tipo de entornos. Lo que explica por qué las enfermedades autoinmunes son realmente raras en el mundo en desarrollo en comparación con los incidentes en el mundo desarrollado (aquí te dejo un artículo de Fitness Revolucionario que no tiene desperdicio).

Luego hay otros factores que llamamos factores endógenos,  cosas que están sucediendo dentro del cuerpo, como la inflamación crónica, SIBO, o problemas del eje del intestino-cerebro, donde encontramos niveles bajos de ciertas hormonas como la hormona estimulante de los melanocitos, o MSH, que regula la permeabilidad intestinal.

¿Se puede diagnosticar un intestino permeable?

Como hemos visto, la hiper-permeabilidad intestinal casi siempre es una consecuencia de otros factores. Y uno de los principios clave de la PNIE es llegar al fondo de lo que está causando los síntomas y abordar esas causas o desencadenantes antes de intentar hacer algo sobre el síntoma o la manifestación. Cuanto más podamos llegar a la raíz del problema, más efectiva será la intervención y mejor será el resultado.

Si simplemente suprimimos los síntomas o nos ocupamos de las manifestaciones de los problemas, no solo será menos efectivo, sino que todo lo que hagamos no va a durar tanto tiempo porque en realidad no hemos abordado la causa subyacente. 

Una dato interesante sobre las células intestinales es que se regeneran aproximadamente cada 72 horas. Así, si eliminamos los desencadenantes que están causando el problema, las células pueden regenerarse y las proteínas que regulan la apertura entre los las mismas («tight junctions«) pueden restablecerse, volviendo a una permeabilidad normal y fisiológica.

Las intervenciones que van a la causa-raíz van a depender de cada caso, pero consistiría en tratar el SIBO y las infecciones intestinales, corregir la dieta, abordar la desregulación del eje HPA y descartar la presencia metales pesados, entre otras.

Si una vez hechas estas correcciones la persona todavía tiene problemas asociados con el intestino permeable, es cuando procederemos a evaluar la permeabilidad intestinal mediante pruebas de laboratorio por si fuese necesario dar algún suplemento.

Pruebas para confirmar la permeabilidad intestinal

Prueba de lactulosa / manitol

El análisis consiste en la administración por vía oral de sustancias que no podemos metabolizar y que tienen diferente peso molecular. La cuantificación, mediante cromatografía líquida, del porcentaje de eliminación de ambas sustancias en orina, informa de qué porcentaje se ha absorbido.

El manitol es un monosacárido y en situaciones normales se absorbe entre un 5 y un 30%. Su análisis informa del grado de absorción de pequeñas moléculas (<0.4 nm) por vía transcelular.

La lactulosa es un disacárido y debe absorberse a niveles inferiores al 0.5%. Su análisis informa del grado de absorción de grandes moléculas (>0.5-0.6 nm) por vía paracelular, a través de las uniones estrechas («tight junctions»).

Puedes realizar esta prueba en los laboratorios SynLab.

Inconvenientes de la prueba

Hay muchos factores que pueden influir en la absorción de esos azúcares, como los movimientos gastrointestinales, el uso de medicamentos como los AINES, el área de la superficie del intestino, el vaciamiento gástrico, el flujo de la sangre de la mucosa, etc. Estas variaciones pueden afectar al resultado.

Algunos estudios han demostrado que solo las moléculas realmente grandes (de hasta 10 veces más que la lactulosa) pueden determinar la permeabilidad de las células epiteliales intestinales. Eso sugiere que la lactulosa y el manitol podrían no ser las moléculas más apropiadas para una prueba de permeabilidad intestinal.

La conclusión es que la prueba de lactulosa / manitol puede darnos información sobre la permeabilidad, pero tiene algunas limitaciones y probablemente no debería usarse exclusivamente.

Formas de aumentar la precisión de la prueba

Una de ellas es evitar todo lo que contenga lactulosa o manitol durante al menos 24 horas antes de la prueba. La lactulosa no se encuentra en muchos alimentos, pero sí en productos lácteos procesados ​​por calor y en bebidas no lácteas como la bebida de soja, por ejemplo, o algunos yogures. Encontramos manitol en las algas pardas, apio, zanahoria, coco, coliflor, col, piña, lechuga, sandía, calabaza, mandioca, guisante, espárragos, café, aceitunas, bayas, chicles y caramelos sin azúcar.

Determinación de Zonulina

La zonulina es una proteína involucrada en el funcionamiento de las uniones celulares en el intestino. Es segregada por las células del epitelio intestinal ante determinados estímulos activando la apertura de las uniones intercelulares, permitiendo así la normal absorción de nutrientes.

Diferentes estímulos pueden provocar un aumento de la liberación de zonulina, haciendo que las uniones entre las células permanezcan abiertas permitiendo la absorción incontrolada de de sustancias que en otras circunstancias no deberían absorberse. La determinación de zonulina es un diagnóstico directo del grado de permeabilidad intestinal

Puedes realizar esta prueba en los laboratorios Teletest.

Determinación de Antitripsina

La alfa 1 antitripsina es un inhibidor de enzimas proteolíticas como la elastasa, la colagenasa y la tripsina. Nos aporta información sobre si existe inflamación de la mucosa gastrointestinal. También se  considera un marcador indirecto de hiper-permeabilidad intestinal, ya que indica la pérdida de proteínas en las heces.

Puedes realizar esta prueba en los laboratorios Teletest.

¿Puede haber también hipo-permeabilidad intestinal?

Una permeabilidad intestinal aumentada está presente en numerosas enfermedades intestinales como la enfermedad de Crohn,  pero también sistémicas (artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, diabetes tipo 1, nefropatía IgA, esclerosis múltiple, patologías dermatológicas crónicas, asma, etc.).

Mientras que una disminución de la permeabilidad intestinal puede ser causa de una malabsorción y originar desnutrición en presencia de una ingesta alimentaria normal en calidad y cantidad. Esta alteración suele ser consecuencia de lesiones del epitelio intestinal que afectan la absorción de nutrientes. La enfermedad celíaca se suele correlacionar con una disminución de la permeabilidad intestinal.

El test de lactulosa / manitol también nos ayudaría a detectar una permeabilidad intestinal inferior a lo deseado.

Adaptado del artículo de Chris Kesser.

 

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Muy interesante el articulo sobretodo algo que me parecio interesante y desconocia sobre el intestino-pulmon y su relacion mutualista ❤

    1. ¡Gracias David! La verdad es que a mi también me parecen súper interesantes estas relaciones y la correspondencia entre la MTC y la ciencia moderna. Me alegra que te haya gustado el post 🙂

Deja un comentario

Cerrar menú