Mi nombre es Yhanna y soy asesora de salud.

¡Hola! soy Yhanna,

Asesora de salud integral.

¿Crees en las señales?

El universo nos las envía constantemente pero hemos olvidado como interpretarlas.

Cuando era muy pequeña, me quedé fascinada con una escena de la película de dibujos «Merlín el encantador». En ella, Merlín se enfrentaba a una bruja-dragón enoooorme convirtiéndose en un virus. ¡Algo tan pequeñito que no se veía había matado al dragón! 

Pensé en estudiar medicina, pero me daban un pánico tremendo las inyecciones. Un día, mi pediatra me habló de Hipócrates, un médico de la antigua Grecia que trataba a sus pacientes a través de los alimentos y las plantas medicinales. Esa conversación quedó en segundo plano durante años, pero jamás se me olvidó.

Durante el bachillerato, no tenía del todo claro qué carrera cursar: medicina, biología, farmacología… Había varias ramas que tocaban la inmunidad. Y como si de una broma cósmica se tratase, en el último curso me visitó un huesped inesperado que me dejó 4 meses K.O. sin poder hacer la selectividad. Mi «amigo» Epstein-Barr virus.

Pero todo ocurre por una razón.

Para no perder un año, decidí cursar un ciclo superior de análisis clínicos. Y, cosas de la vida, me salió un buen trabajo en un hospital, así que aparqué -temporalmente- la idea de seguir estudiando. Pero tras 6 años trabajando en el laboratorio, tuve claro que ese no era mi camino.

Empecé a sentirme terriblemente cansada de nuevo y me diagnosticaron fatiga crónica. 

Así que decidí plantarme y escuchar a mi voz interior: tenía un trabajo estable pero no era feliz.

¿Qué quieres hacer? ¿Quién quieres ser?

Estas fueron algunas de las preguntas que me hice y la respuesta fue clara:

Quería trabajar con personas de una forma más directa.

Un buen día el universo me envió otra señal. Un compañero del hospital que apenas conocía se fijó en el libro que estaba leyendo y me habló de la naturopatía, una rama sanitaria que trabajaba desde la filosofía hipocrática.

No necesité más.

Ese mismo año me matriculé en CENAC para estudiar Naturopatía y MTC (medicina tradicional china).

Me titulé en 2011 y fui ganando rodaje trabajando en diversos centros de Barcelona, a la vez que me iba especializando en control de peso, salud digestiva y transtornos autoinmunes. De hecho ¡sigo reciclándome! En breve tendré mi título en Psiconeuroinmunología clínica.

Agradeco infinitamente esa etapa por toda la experiencia ganada, pero en 2018 llegó la hora de abandonar la zona de confort que representaba trabajar por cuenta ajena y decidí lanzarme por mi cuenta para poder seguir creciendo y evolucionando.

Fue entonces cuando nació el legado de Hipócrates.

Estoy especializada en:

  • Control de peso.
  • Salud digestiva.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Transtornos autoinmunes.

¿Te cuento más curiosidades sobre mí?

  • Me comprometo al 100% con mi trabajo y con las personas.
  • No hay mayor satisfacción profesional para mí que el agradecimiento de un cliente que ha logrado sus objetivos.
  • A pesar de ser naturópata, huyo de las magufadas y trato de aplicar siempre un criterio científico.

Me siento en mi elemento cuando:

  • Experimento en la cocina.
  • Aprendo, aprendo y aprendo. ¿Ya he dicho que me moriré aprendiendo? Siempre estoy con algo entre manos.
  • Tomo tapas con mis amigos. Eso sí, saludables.
  • Leo filosofía, ciencia ficción y literatura fantástica.
  • Doy largos paseos por el bosque con mi perrete.

Sigo trabajando para:

  • Ser menos autoexigente.
  • Poner límites.
  • Fluir.
  • No destrozar las tortillas al darles la vuelta.

Podré ayudarte si

  • Eres consciente que todo está conectado: tu alimentación, el ejercicio físico, los hábitos tóxicos, el estrés, tu patrón de sueño, tus emociones, tus hormonas y tu sistema inmune.
  • Entiendes que tienes el poder para revertir tu malestar con las herramientas adecuadas.
  • Estás dispuesta a hacer cambios para lograr tu mejor versión.

No podré ayudarte si

  • Buscas esa “pastillita” mágica que cure todos tus males sin mover un dedo.
  • No estás dispuesta a promover los cambios que tu cuerpo necesita.
  • No tienes interés en averiguar el potencial que hay en ti.
Cerrar menú