SIBO PARTE 1: ¿Es SIBO la causa oculta de su SII?
Fuente: Gorbach SL. Microbiology of gastrointestinal tract. Medical biology 4ht edition. University of Texas. 1996

¿Alguna vez has comido algo y te has dado cuenta de que en unas pocas horas tu estómago está tan distendido que no puedes abrocharte los pantalones? ¿Te despiertas con la barriga plana y al final del día la notas hinchada como si estuvieses embarazada de 5 meses? ¿Te han diagnosticado intestino irritable (en adelante SII)?

La hinchazón abdominal puede estar causada por una dieta excesivamente rica en fibra, estreñimiento crónico o SIBO. En cualquier caso hay un sobrecrecimiento bacteriano, sólo que en los dos primeros casos podría afectar sólo al intestino grueso, mientras que el SIBO afecta al intestino delgado, que es la porción en dónde absorbemos la mayor parte de los nutrientes de los alimentos.

A menudo con este cuadro nos diagnostican SII y ahí es dónde empieza la odisea de pasar por varios médicos, nutricionistas y otros especialistas en busca de alguien que nos proporcione respuestas.

Este post es el primero de una serie de 4 en el que vamos a abordar:

  • Parte 1: Qué es el SIBO y cuales son los principales tipos
  • Parte 2: Síntomas digestivos, extradigestivos y consecuencias del SIBO
  • Parte 3: La ciencia (y el arte) de las pruebas para SIBO
  • Parte 4: Últimos protocolos de tratamiento para SIBO

Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado

El SIBO se define como un aumento en el número de bacterias y / o cambios en los tipos de bacterias presentes en el intestino delgado. En la mayoría de los pacientes, el SIBO no es causado por un solo tipo de bacteria, sino que es un crecimiento excesivo de diversos tipos de bacterias que normalmente deberían encontrarse en el colon (1). Con menos frecuencia, el SIBO resulta de un aumento en las bacterias normales del intestino delgado.

Se ha demostrado que el sobrecrecimiento bacteriano afecta negativamente tanto a la estructura como a la función del intestino delgado. Puede interferir significativamente con la digestión de los alimentos y la absorción de nutrientes, principalmente al dañar las células que recubren el intestino delgado, lo que explicaría la reactividad típica del SII.

Además, este daño a la mucosa del intestino delgado puede conducir a un intestino permeable (cuando la barrera intestinal se vuelve permeable, lo que permite que las moléculas grandes de proteínas se escapen al torrente sanguíneo), que se sabe que tiene varias complicaciones potenciales, incluidas reacciones inmunitarias que causan alergias a los alimentos o sensibilidades, inflamación generalizada y enfermedades autoinmunes.

Tipos de SIBO

SIBO-D: diarrea y bacterias productoras de hidrógeno

El SIBO con predominancia de diarrea es producido por bacterias que generan hidrógeno al fermentar carbohidratos. Esto es normal y en el colon, en principio, no da problemas. Sin embargo, una producción excesiva de hidrógeno en el intestino delgado nos va a ocasionar distensión, dolor y diarrea.

SIBO-C: estreñimiento y arqueas productoras de metano

Las arqueas son organismos unicelulares parecidos a bacterias pero que pertenecen a otro reino. Estos microorganismos se alimentan del hidrógeno producido por las bacterias durante la fermentación de los carbohidratos y producen metano.

arqueas legado de hipocrates
Fuente de la imagen oceanexplorer.

 

En el intestino delgado, al igual que pasa con el hidrógeno, el gas metano también causará hinchazón abdominal, pero en lugar de provocar diarrea, va a provocar estreñimiento. Esto puede crear un círculo vicioso que hace que este tipo de SIBO sea más complejo de erradicar.

¿Un tercer tipo de SIBO? Bacterias productoras de sulfuro de hidrógeno

De un tiempo a esta parte, se viene estudiando un tercer tipo de SIBO, debido a bacterias reductoras de sulfato. Estas producen sulfuro de hidrógeno, un gas altamente tóxico para las células de la pared intestinal, que tiene la desagradable característica de oler a huevos podridos.

Debido a que también consumen hidrógeno, estas bacterias compiten con las arqueas metanogénicas y pueden mantener los niveles de hidrógeno y metano dentro del rango de normalidad en el test de aliento usado para el diagnóstico. Sospecharemos cuando ante un test de hidrógeno y metano negativo, la persona presente síntomas evidentes.

Síntomas de SIBO

Los síntomas de SIBO muy similares a los de SII. De hecho, se estima que hasta el 85% de los casos de SII son en realidad causados ​​por SIBO. Ya hemos dicho que el SIBO puede cursar con estreñimiento o con diarrea, pero de todos los síntomas, el más frecuente y distinguible en la práctica clínica parece ser la hinchazón excesiva dentro de los 5 a 60 minutos después de comer.

Los síntomas más comunes de SIBO son:

  • Hinchazón dentro de 1 hora después de las comidas.
  • Diarrea crónica o estreñimiento crónico o estreñimiento alterno y diarrea
  • Eructos o reflujo después de las comidas
  • Gases, que pueden ser con olor o sin olor.
  • Gorgoteos estomacales y molestias o calambres

Los síntomas secundarios que a menudo acompañan a los síntomas más comunes de SIBO son:

  • Piernas inquietas por la noche
  • Dolor en las articulaciones
  • Cambios de humor
  • Sensibilidades alimentarias múltiples
  • Síntomas respiratorios como el asma
  • Acné o erupciones en la piel
  • Problemas de memoria y dificultad para concentrarse
  • Deficiencia crónica de hierro y / o B12
  • Ganancia o pérdida de peso
  • Dificultad para dormir

Otra pista sintomática podría ser que los síntomas digestivos mejoran al usar antibióticos, incluso para problemas no relacionados. O bien, usar productos de fibra como Metamucil o tomar pre y probióticos te hace sentir peor, no mejor.

Consecuencias del SIBO

Más allá de los síntomas típicos del SIBO o el SII, algo importante que debemos tener en cuenta a largo plazo, es la posibilidad de estar absorbiendo de forma inadecuada ciertas vitaminas y nutrientes. Esto puede suceder de una de dos maneras:

> Daño a la pared intestinal (la mucosa intestinal): las bacterias, sus biopelículas y subproductos tóxicos pueden dañar el revestimiento del intestino delgado, bloqueando la absorción de nutrientes y causando un intestino permeable.

> Las bacterias absorben los nutrientes antes que tus propias células: la mayoría de los procesos digestivos ocurren en el intestino delgado, mientras que la mayoría de las bacterias viven en el intestino grueso. Pero, si tienes un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado, ahora hay competencia entre tus propias células y las bacterias. En particular, las bacterias pueden absorber ciertas vitaminas como B12 y minerales como el magnesio, el hierro y el calcio antes de que tus propias células tengan la oportunidad. Las bacterias también pueden consumir aminoácidos de las proteínas, los bloques de construcción para el crecimiento y la reparación.

En particular, para quienes padecen SIBO-D, la desnutrición también es un efecto secundario común de la irritación intestinal, ya que a muchos se les diagnostica deficiencias de hierro y vitamina B12. 

Adaptado de la serie SIBO de Bella Lindemann.

Siguiente entradaLeer más artículos

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Justin

    Long time supporter, and thought I’d drop a comment.

    Your wordpress site is very sleek – hope you don’t mind
    me asking what theme you’re using? (and don’t mind if I steal it?
    :P)

    I just launched my site –also built in wordpress like yours– but the theme slows (!) the site down quite a
    bit.

    In case you have a minute, you can find it by searching for «royal cbd» on Google (would appreciate any feedback)
    – it’s still in the works.

    Keep up the good work– and hope you all take care of yourself during the
    coronavirus scare!

    1. Yhanna

      Hi! My template is made with elementor. Of course yo can steal it haha 😉
      Ok, I take a look on royal cbd. Thanks for the recomedation.
      Take care you too!

Deja una respuesta